viernes, 2 de abril de 2010

Zoo metálico

Un búho desconfiado...

...una raya marina de ojos brillantes, navegando por un mar de papel de seda azul...

...un pajarito...

...y una ballena, de la que todavía no tengo foto. Todos estos animales salieron de aquí para llegar hasta mi puerta el martes pasado, dispuestos a aportarle un poco de carácter a mi zapatero de Ikea. Y tienen la intención de quedarse por mucho tiempo...